sábado, 22 de abril de 2017

“Información”, guerra, portaviones, marchas y redes sociales

¡Qué difícil orientarse hoy en eso de saber cómo va la guerra! No se puede tener real noticia de quién la gana y quién la pierde y, a veces, ni siquiera de quién se pelea con quién.

Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

Hay varias dificultades para eso de la orientación. Una es eso de la posverdad, es decir, eso de decir mentiras y falsedades sin ningún rubor pretendiendo que se transformen en realidad alternativa a lo que en verdad pasa. Quien ha puesto de moda tales formas de interpretar la realidad ha sido la administración de Donald Trump. Lo innovador en esto no es que se digan mentiras y se inventen realidades en aras de abonar al peculio propio en política, sino que se digan con tanto desparpajo y cinismo, y que de ellas se deriven acciones que, proviniendo de quien provienen, es decir, de la primera potencia económica y política mundial, tienen incidencia en todo el mundo.

En otros tiempos a esto se le llamaba error o mentira; es decir, si usted decía algo que no se correspondía con la realidad se consideraba que estaba en un error, el cual podía corregir en función de las pruebas que se le aportaran. También podía decir una mentira, pero procuraba que no lo descubrieran porque era motivo de vergüenza. Era algo en lo que las mamás y los papás remarcaban mucho a la hora de educarlo cuando usted estaba en la infancia.

Mundial, colonial, internacional, global

Tiempos difíciles estos, por lo nuevos que son y por los desafíos que plantean. La dificultad primera que nos presentan es la de entenderlos en lo que son. Fuimos educados y formados para el mundo del mercado internacional, y a menudo no contamos ni con las ideas ni con los conceptos adecuados para pensar y comprender el mundo del mercado global que va tomando forma en torno nuestro.

Guillermo Castro H. / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

Utilizamos la palabra mercado muchas veces al día, y a menudo la adjetivamos con otras como global, internacional o mundial. En estas cosas, sin embargo, es bueno tratar de ser preciso. Habría que empezar por decir que el mercado es una estructura social que organiza el intercambio de bienes y servicios entre individuos y sociedades distintas. Como tal, existió desde mucho antes que el capitalismo, y seguirá existiendo cuando éste haya sido sustituido por otra forma de organización económica y social en algún momento del futuro.

Es probable, por ejemplo, que centros ceremoniales prehistóricos como el de Stonehenge en Inglaterra y El Caño, en Panamá, hayan cumplido una triple función de encuentro periódico entre comunidades distantes para la renovación de vínculos religiosos y políticos, y para el intercambio de bienes de especial valor. En nuestro Istmo, por ejemplo, la sal producida en el litoral del Arco Seco durante los meses de verano debe haber sido tan valiosa para los pueblos del Atlántico como lo era para los del Pacífico el oro que lavaban en los ríos de su región, mucho más mineralizada que la de las sabanas del Sur.

Venezuela y Estados Unidos: pulseada por el petróleo

La estrategia de Washington no repara en nada para lograr su objetivo. En Venezuela, salvo la opción militar, ya ha probado de todo: intento de golpe de Estado, sabotaje petrolero, violencia callejera, desabastecimiento y mercado negro, caos social, desinformación mediática.

Marcelo Colussi / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad de Guatemala

Estados Unidos es, por lejos, el país de todo el mundo que consume la mayor cantidad de petróleo. Entre su enorme parque industrial, la inconmensurable cantidad de vehículos particulares y medios masivos de transporte que movilizan a su población y el monumental aparato militar de que dispone (más su reserva estratégica, calculada en 700 millones de barriles), su consumo diario de oro negro ronda los 20 millones de barriles. Quien le sigue, la República Popular China, llega apenas a la mitad de esa cifra: unos 10 millones de barriles diarios.

Chávez en tres tiempos: crónica de un gigante

La primera vez que vi a Hugo Chávez no estaba consciente que estaba frente a quien tiempo después sería El Gigante de América. Mi consuelo  es que  tal vez  él tampoco lo sabía.

Judith González Rivero* / Especial para Con Nuestra América
Desde Maturin, Venezuela

De lo que si estaba segura es que tras esa época oscura y nihilista que marcó a Latinoamérica y otras naciones del llamado tercer mundo, estábamos ante un hombre que encarnaba la utopía, el hombre que  le devolvía la fe y la esperanza al pueblo.  

Era el año 1999, estaba en mis inicios como reportera de prensa y él en los suyos como jefe de Estado. Desde esa fecha y hasta el 2010 se efectuaron decenas de actividades presidenciales en el estado Monagas, en las que realizamos  coberturas periodísticas, en una primera etapa desde medios comerciales  y más adelante desde prensa oficial. De estas, obligados por razones de síntesis, nos detendremos en tres tiempos que consideramos claves en quien ascendió como figura universal,  guiado por un  infinito amor al prójimo.

Venezuela: nos quieren matar la esperanza de un mundo mejor

Para tratar de comprender la situación actual y despejar la bruma que los enemigos de la Revolución Bolivariana intentan imponernos, trazo aquí algunas ideas, a las que seguro faltarán otras que otros podrán aportar, ya que el socialismo y el conocimiento son obras colectivas.

Olmedo Beluche / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

Desde la enfermedad y muerte de Hugo Chávez, las noticias que nos llegan de Venezuela son cada vez más preocupantes. De la patria de Bolívar ya no nos llega el soplo de optimismo, alegría y esperanza de un futuro mejor para nuestra América Latina que sabía transmitir la conducción política del comandante Hugo Chávez.

Hay una conspiración del imperio norteamericano, la derecha venezolana, los medios de comunicación y las oligarquías nacionales con su legión de políticos corruptos tratando de acabar con la esperanza en un futuro mejor, en otro mundo posible, sin dominación extranjera, sin explotación de clases, sin opresión.

Duarte en Guatemala, huele muy mal

Ahora vemos en medios periodísticos y redes sociales una asombrosa imagen de Duarte,  esposado y con chaleco de seguridad: una amplia sonrisa le ilumina el rostro. ¿Cómo puede estar tan feliz alguien que enfrentará  años de cárcel y el embargo de su fortuna?

Carlos Figueroa Ibarra / Especial para Con Nuestra América
Desde Puebla, México

El sábado 15 de abril, uno de los gobernadores más corruptos de donde abundan los gobernadores corruptos, fue capturado en un hotel a las orillas del Lago Atitlán en Guatemala (“el más bello del mundo” Aldous Huxley dixit). La captura de Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz (2010-2016), ha generado extendidas suspicacias  en México. En primer lugar, desde antes de su salida del gobierno, era sabido que Duarte terminaría encarcelado por su escandalosa corrupción. Inmediatamente después  de una entrevista en la televisión, Duarte fue prófugo con el contubernio de diversas instancias gubernamentales. Se dijo que  el gobierno de México le pagaba así los millones de dólares que aportó a la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

Cuba, problemas y desafíos (final)

Lo más urgente es estimular por todos los modos posibles una real participación popular en la elaboración y discusión de los lineamientos para cada sector de la vida nacional, y no sólo en la aprobación plebiscitaria a posteriori de lo decidido por el aparato estatal.

Guillermo Almeyra / LA JORNADA

A lo anteriormente expuesto (y propuesto) en mis tres artículos pasados, que me vi obligado a dividir por razones de espacio en nuestro periódico, agrego ahora, que para salir del marasmo económico y dar una sacudida saludable a la población es ineludible un aumento general de salarios para estimular la productividad y un plan general de creación de empleo basado en un censo popular de las necesidades fijadas por los habitantes en asambleas barriales, localidad por la localidad. Con los ahorros que dejaría la reducción de la burocracia y de sus procedimientos y trabas, se podría invertir aún más de lo que se hace actualmente en ciencia y tecnología para dar trabajo al excedente importante de trabajadores calificados y evitar tanto su emigración como el subempleo de la capacidades crecientes resultantes de la revolución en el plano educativo.

La negritud del siglo XXI

Considerar la negritud como algo superado por el tiempo (¿cuál tiempo, además?) es una equivocación de análisis o perseverar a satisfacción en el eurocentrismo epistemológico (elogio del propio ninguneo).

Juan Montaño Escobar / El Telégrafo (Ecuador)

Las resistencias emancipatorias precisan los tiempos (con sus conceptos, modas y actividades políticas) y no al revés. El destino es elección de las comunidades negras y sus continuos desafíos históricos. La negritud, con sus significaciones, fue una pluralidad de jornadas sucesivas e internacionales de resistencia contra el colonialismo europeo a través de todos los procesos comunitarios de revaloración cultural.

Frente a la secular deshumanización por el matiz de la piel, las inteligencias africanas y caribeñas opusieron el color auténtico de la cultura afrodescendiente. La izquierda eurocéntrica no entendió o no quiso entender esta lucha anticolonialista desde los mismos pueblos oprimidos. Esa lucha eficiente comenzó por consolidar una personalidad cultural individual y colectiva autónoma por liberación intelectual.

Brasil: Para evitar un inminente nuevo golpe de estado

La crisis actual de la política brasileña, oscureciendo cualquier futuro esperanzador, nos obliga a pensar y a buscar posibles formas de evitar una convulsión social de consecuencias imprevisibles.

Leonardo Boff / Servicios Koinonia

El eminente jurista Fábio Konder Comparato en una entrevista a Carta Capital del 12 de abril de 2017, considera que debido a la desmoralización de los líderes políticos y la corrupción generalizada “es muy posible otra intervención extralegal para evitar la continuación de todo esto; no está fuera de la cuestión un nuevo golpe de Estado”.

Los agentes de este nuevo golpe serían, según Comparato, los empresarios (la minoría rica) y los propietarios, por un lado, y por otro, los principales agentes del estado. Por agentes del estado deduzco que se trata del Ministerio Público, del Colegio de Abogados y añadiría la Policía Federal y algunos ministros del STF.

Argentina: La cultura amenazada

A la elite gobernante le escuece la cultura, le molesta el protagonismo de la educación pública, de los investigadores, que la gente piense y se manifieste porque de ese modo no responde dócilmente a su prédica egoísta y cerrada, a pesar que invoca apertura.

Roberto Utrero Guerra / Especial para Con Nuestra América
Desde Mendoza, Argentina

No hay peor manotazo que el de un desesperado a punto de ahogarse. Manotazo torpe del Ministro de Cultura, Pablo Avelluto, quien fue respaldado por el presidente Macri al descabezar al INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales), eliminando a Alejandro Cacetta, quien había sido reconocido unánimemente por su excelente gestión por la comunidad artística en general. Al grito de “el cine no se toca” una masiva manifestación de actores, directores, docentes, alumnos, cortó la calle Rivadavia a escasos metros del Congreso de la Nación, estos días, luego del abrazo simbólico al edificio del INCAA, dado que la acción gubernamental atenta desfinanciar al organismo que tantos beneficios le ha dado al cine argentino en los últimos tiempos.

América Latina 50 años: el Gabo y el Che

A las justas conmemoraciones de los 100 años de la Revolución Soviética, se suman, para América Latina, dos fechas decisivas para la identidad del continente. Son 50 años de la primera edición de Cien años de soledad y la muerte del Che. La imagen de América Latina en el mundo cambió para siempre.

Emir Sader / ALAI

Ya teníamos tres Premios Nobel de Literatura – Gabriela Mistral, Miguel Ángel Asturias y Pablo Neruda -, pero la cultura del continente era todavía conocida solo de manera fragmentada, individualizada, sin que el imagen que tenemos de nosotros mismos fuera difundida por el mundo.   La publicación de Cien años de soledad fue el marco definitivo, sin retorno, de la proyección de la capacidad creativa de los latinoamericanos respecto a su propio mundo.

Gabo no se imaginaba qué destino tendría el paquete que mandó desde el correo de México hacia la Editorial Sudamericana, en Buenos Aires, juntando los pocos pesos que tenían: solo pudieron mandar la mitad del libro y, por error, siguió la segunda parte. Cuando las ediciones del libro sumaron el primer millón de ejemplares, Gabo se dio cuenta de que había pasado con aquel envío por correo.

La razón detrás del bombardeo de Siria

El Pentágono le armó el despliegue de poder militar que necesitaba Trump en una noche sub-tropical en Mar a Lago en compañía del presidente chino,  Xi Jinping. Mientras cenaban, Trump pidó un permiso para anunciarle a su país y al mundo que acababa de bombardear a Siria. Al día siguiente, los medios globales lo coronaron Presidente de verdad.

Marco A. Gandásegui, h. / Para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

El establishment  – la oligarquía norteamericana concentrada en el centro financiero de Nueva York con su contraparte política en Washington - tuvo mucho que celebrar después del bombardeo ordenado por el presidente Donald Trump contra una base aérea militar en Siria. La Armada norteamericana disparó 59 cohetes Tomahawks desde el oriente del mar Mediterráneo al corazón de Siria. La operación que estaba en la agenda del Pentágono hace varios años siguió casi los mismos pasos tácticos que la desatada por EEUU contra Panamá en 1989. En aquel año dejó caer 422 bombas en una madrugada sobre el Cuartel Central de las Fuerzas de Defensa de Panamá (FDP), destruyendo el barrio de El Chorrillo en la capital panameña y causando la muerte de miles de inocentes.

Corea: ¿De dónde viene el peligro?

Por supuesto que ningún país debería tener armas nucleares, mucho menos debería usarlas, pero eso forma parte de la hipocresía internacional que permanece muda ante los programas nucleares de Israel, Pakistán e India, pero arma un escándalo ante la misma situación en Corea o Irán. Si se va a aplicar la ley internacional, que se haga de la misma manera con todos.

Sergio Rodríguez Gelfenstein / Especial para Con Nuestra América
Desde Caracas, Venezuela

Durante la VII Cumbre de la OEA+Cuba celebrada en Panamá en 2015, después de la extraordinaria intervención del presidente Rafael Correa, su colega estadounidense Barack Obama opinó que consideraba que no era útil recordar la historia. Colombia, se había adelantado al criterio del mandatario de la mayor potencia mundial y ya a comienzos de los años noventa del siglo pasado, la cátedra de historia desapareció como asignatura obligatoria de los pensum de estudio de la enseñanza media de este país.  Los nuevos libros para enseñanza de la materia reflejan “poca profundidad y articulación entre los temas”, según un artículo publicado en agosto de 2015 en el periódico El Espectador de Bogotá.

Chernóbil y la venganza de Némesis

Cuando se cumplen más de treinta años de la tragedia de Chernóbil, queda evidentemente claro que la energía nuclear no es la energía que la humanidad necesita para su futuro. Siempre será preferible buscar energías alternas o tradicionales para resolver la generación eléctrica de nuestras ciudades.

Pedro Rivera Ramos / Especial para Con Nuestra América
Desde Ciudad Panamá

En la madrugada del sábado 26 de abril de 1986, hace poco más de tres décadas, en una apacible ciudad de nombre Chernóbil, localizada a 100 kilómetros al sur de Kiev, capital de Ucrania, sus habitantes fueron completamente sorprendidos, cuando una poderosísima explosión tiene lugar en el reactor número 4 de la central nuclear V.I. Lenin y casi de inmediato, son liberadas al ambiente aproximadamente ocho toneladas de combustible altamente radiactivo, que cobra la vida de entre 30 a 50 personas por exposición directa y varios miles más, en las siguientes semanas. Se iniciaba así un desastre nuclear de dimensiones apocalípticas, cuyas emisiones radiactivas y consecuencias ulteriores, alcanzarían no solo los territorios de Ucrania, Bielorrusia y Rusia, sino también a gran parte del norte de Europa, Inglaterra, China y hasta los Estados Unidos.

sábado, 15 de abril de 2017

Tratando de descifrar los designios del emperador

El señor emperador, mientras tanto, con esa cara adusta y ceñuda que lo caracteriza, sentado en su trono dorado en el centro de su apartamento kitsch en el corazón de Nueva York, envía estentóreos alaridos de orangután macho a través de sus artilugios tecnológicos. Nos tiene a todos pendientes de su creatividad, de lo que habrá pergeñado su cerebrito escondido bajo esa mata hirsuta y ridícula de pelo.

Rafael Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

El Medio Oriente sigue siendo el lugar por excelencia en donde las potencias se disputan la hegemonía mundial. Dejar que una logre un avance, por muy pequeño que sea, equivale a sembrar una pica en Flandes, y nadie está dispuesto a perder un milímetro de presencia o influencia.

Pobrecita Siria, le tocó su turno, y con ella a Bashar Al Assad, que se ha convertido en el equivalente de lo que en su momento fueron Sadam Husein o Muamar Gadafi. En él se resume hoy el estereotipo del dictador asesino de su propio pueblo que debe ser derrocado para que la humanidad, satisfecha, pueda dormir con la conciencia tranquila.

El Gun-Club, Trump y América Latina

Sea que los halcones hayan tomado el poder en la Casa Blanca, o que simplemente Donald Trump muestra su verdadera faceta de hijo del capitalismo imperialista, los pueblos de América Latina deben ponderar todos los escenarios posibles y prepararse para ellos. El guión de Washington ya está preparado y sus marines listos para empezar la función.

Andrés Mora Ramírez / AUNA-Costa Rica

“¡Reírse de un americano! –exclamó J.T. Maston- ¡He aquí un casus belli!”. Julio Verne (De la Tierra a la luna).

Donald Trump, presidente de Estados Unidos.
En 1865 el escritor francés Julio Verne publicó De la Tierra a la luna, una novela que lo convirtió en blanco de la crítica de la época por sus audaces planteamientos, y que acabaría por encumbrarlo  como precursor de la ciencia ficción. Pero Verne, además de ser un visionario, también fue un agudo observador de las grandes transformaciones que se gestaban en su tiempo y retrató con precisión los perfiles humanos, los elementos sociales y culturales que echaban raíces profundas en las sociedades europeas y estadounidense de la segunda mitad del siglo XIX. En esta obra en particular, ambientada en los años posteriores a la guerra civil estadounidense, el autor se vale de la sátira para retratar la pasión bélica del yanqui, caracterizada aquí en la figura del Gun-Club, una exclusiva sociedad de artilleros que se llenaban “de orgullo cuando un parte de una batalla dejaba como resultado un número de víctimas diez veces mayor que el de proyectiles gastados”, y que no ocultaban su inclinación por “el perfeccionamiento de las armas de guerra consideradas como instrumentos de civilización”.

La guerra de Trump

Cuando comienzan su periplo descendente, los imperios potencian su barbarie y tratan de retrasar lo inevitable lo más posible. No sería de extrañar entonces que Trump intentara “normalizar” el mapa sociopolítico del hemisferio recurriendo también aquí al lenguaje de los misiles.

Atilio Borón / Página12

Acosado por sucesivas derrotas en el Congreso –el  rechazo a su proyecto de eliminar el Obamacare– y en la Justicia, por el tema de los vetos a la inmigración de países musulmanes,  Donald Trump apeló a un recurso tan viejo como efectivo: iniciar una guerra para construir consenso interno. El magnate neoyorquino estaba urgido de ello: su tasa de aprobación ante la opinión pública había caído del 46 al 38 por ciento en pocas semanas; un sector de los republicanos lo acosaba “por izquierda” por sus pleitos con los otros poderes del estado y sus inquietantes extravagancias políticas y personales; otro hacía lo mismo “por derecha”, con los fanáticos del Tea Party a la cabeza que le exigían más dureza en sus políticas anti-inmigratorias y de recorte del gasto público. Por su parte, los demócratas  no cesaban de hostigarlo. En el plano internacional las cosas no pintaban mejor: mal con la Merkel durante su visita a la Casa Blanca, un exasperante subibaja en la relación con Rusia y una inquietante ambigüedad acerca del vínculo entre EE.UU. y China. Con el ataque a Siria, Trump espera dotar a su administración de la gobernabilidad que le estaba faltando.

La verdad ha muerto: relaciones internacionales y medios de comunicación

Cuando en un plazo tan corto, una potencia es capaz de realizar acciones agresivas simultáneas en países de dos continentes y cuatro regiones: América Latina, Medio Oriente, Asia Central y Occidental, violentando el orden jurídico global y regional, además del de su propio país, podemos afirmar que nos encontramos en una situación de alta peligrosidad para la estabilidad política y la mantención de la paz en el mundo.

Sergio Rodríguez Gelfenstein / Especial para Con Nuestra América
Desde Caracas, Venezuela

La humanidad debió recorrer un largo camino para darse un basamento jurídico que intentara darle equidad a colectividades independientes y políticamente diferentes que habitaban el planeta. Sólo en el siglo XVI, en Europa aparecieron los primeros Estados nacionales, pero hubo que esperar hasta el XX, cuando a partir del principio de la soberanía, se creó la primera sociedad internacional que realmente podía ostentar ese nombre. Aunque la Sociedad de Naciones creada tras la primera guerra mundial fracasó estrepitosamente, al no poder impedir el desarrollo de las condiciones que condujeron a la segunda gran conflagración mundial. El eje nazi-fascista pudo ser derrotado y las potencias triunfantes en el conflicto se pusieron de acuerdo para dar origen a la Organización de Naciones Unidas (ONU) en 1945.